Archive for 30 mayo 2012

 

Las mil y una noches y los ciento un poemas. Para poema el nuestro. Poema, ay! qué poema. 🙂

 

SHEREZADE Y LAS MIL Y UNA NOCHES …….

Cuentan que en tiempos remotos hubo un sultán en Persia llamado Schariar que desconfiaba tanto de sus mujeres que todos los días se casaba con una nueva y la mandaba a matar al día siguiente. El pobre Visir tenía que obedecerle sin chistar, aunque ello le causara mucha tristeza.

Él mismo tenía dos hijas a las que quería mucho: la mayor se llamaba Scherezade y la menor, muy joven aún, Dinarzada.

Cierto día Scherezade le dijo a su padre:

— Padre mío, si me haces la esposa del sultán, estoy segura de que lograré librar al país de muchas crueldades.

Después de la boda, el sultán Schariar llevó a Scherezade a sus habitaciones y le ordenó que se quitara el velo, quedando hechizado por la increíble belleza de la muchacha. Le habló con cariño, pero la joven se echó a llorar desconsolada.

— ¡Oh, gran señor! Tengo una hermana pequeña y la quiero mucho. Sé que mañana me mandarás a matar y quisiera darle un beso y contarle un cuento para despedirme de ella.

El sultán ordenó que fueran a buscar a la pequeña, pues también a él le gustaba mucho oír contar historias.

Y Scherezade comenzó su cuento. No había terminado aún, cuando ya empezaba a amanecer.

— ¡Oh, gran sultán! -exclamó entonces-. Todavía no he llegado a lo más interesante y maravilloso de mi cuento. Si tú lo permites seguiré contándolo esta noche.

Schariar, que estaba impaciente por oír cómo terminaba la historia, pensó:

— “Hoy no puedo dar la orden de que la maten; ya lo haré cuando haya terminado el cuento”.

A la noche siguiente Scherezade terminó el cuento pero viendo que aún quedaban muchas horas para el amanecer, comenzó otro nuevo, más bonito e interesante que el anterior.

Antes de terminarlo se hizo de día y dejó la continuación para la noche siguiente. Y así lo fue haciendo noche tras noche. El sultán, siempre ansioso de conocer el final de las historias, no se atrevía nunca a ordenar que la matasen.

Transcurrieron mil y una noches en las que Scherezade contó mil y un cuentos.

— Amada esposa -dijo Schariar cuando su esposa terminó el último cuento-, hace mucho tiempo que decidí que no morirías.

Reinarás a mi lado como sultana hasta el fin de nuestros días.

 

LAS NOCHES DE ALADINO …….

PERO CUANDO LLEGÓ LA 744 NOCHE

……

Cuando la princesa llegó a la puerta del hammam, como no temía las miradas indiscretas, se levantó el velillo del rostro, y apareció así en toda su belleza. Y Aladino la vio, y en el momento sintió bullirle la sangre en la cabeza tres veces más deprisa que antes. Y sólo entonces, se dio cuenta él, que jamás tuvo ocasión de ver al descubierto rostros de mujer, de que podía haber mujeres hermosas y mujeres feas y de que no todas eran viejas y semejantes a su madre. Y aquel descubrimiento, unido a la belleza incomparable de la princesa, le dejó estupefacto y le inmovilizó en un éxtasis detrás de la puerta. Y ya hacía mucho tiempo que había entrado la princesa en el hammam, mientras él permanecía aún allí asombrado y todo tembloroso de emoción. Y cuando pudo recobrar un poco el sentido, se decidió a escabullirse de su escondite y a regresar a su casa, ¡pero en qué estado de mudanza y turbación! Y pensaba: “¡Por Alah! ¿quién hubiera podido imaginar jamás que sobre la tierra hubiese una criatura tan hermosa? ¡Bendito sea la que la ha formado y la ha dotado de perfección!” Y asaltado por un cúmulo de pensamientos, entró en casa de su madre, y con la espalda quebrantada de emoción y el corazón arrebatado de amor por completo, se dejó caer en el diván, y estuvo sin moverse.

Y he aquí que su madre no tardó en verle en aquel estado tan extraordinario, y se acercó a él y le preguntó con ansiedad qué le pasaba. Pero él se negó a dar la menor respuesta. Entonces le llevó ella la bandeja de los manjares para que almorzase; pero él no quiso comer. Y le preguntó ella: “¿Qué tienes, ¡oh hijo mío?! ¿Te duele algo? ¡Dime qué te ha ocurrido!” Y acabó él por contestar: “¡Déjame!” y Ella insistió para que comiese, y hubo de instarle de tal manera, que consintió él en tocar a los manjares, pero comió infinitamente menos que de ordinario; y tenía los ojos bajos, y guardaba silencio, sin querer contestar a las preguntas inquietas de su madre. Y estuvo en aquel estado de somnolencia, de palidez y de abatimiento hasta el día siguiente.

Entonces la madre de Aladino, en el límite de la ansiedad, se acercó a él, con lágrimas en los ojos, y le dijo: “¡Oh hijo mío! ¡por Alah sobre ti, dime lo que te pasa y no me tortures más el corazón con tu silencio! ¡Si tienes alguna enfermedad, no me la ocultes, y en seguida iré a buscar al médico! Precisamente está hoy de paso en nuestra ciudad un médico famoso del país de los árabes, a quien ha hecho venir exprofeso nuestro sultán para consultarle. ¡Y no se habla de otra cosa que de su ciencia y de sus remedios maravillosos! ¿Quieres que vaya a buscarle…

En este momento de su narración, Scherezade vio aparecer la mañana, y se calló discretamente.

Anuncios

Read Full Post »

Siempre me ha encantado saltar al HyperEspacio, como Hans Solo con el Halcón Milenario, alcanzar la velocidad de la luz, entrar en otra dimensión. Esa sensación nunca se olvida 🙂

 

 

Read Full Post »

Gianna y Clara – Rosina Wachmeister

 

Me encantan las figuritas de gatitos de Rosina Wachmeister !!!

Mirar esta figurita de dos gatitas jugando con un ovillo de lana me ha hecho reflexionar. Cuando era pequeña siempre me gustaba ganar en cualquier juego y llevaba un poco mal perder, a veces incluso cuando veía que irremisiblemente  iba a perder, abandonaba el juego. Cosas de niños … con el tiempo aprendí que lo importante no es ganar o perder sino disfrutar y aprender con el juego. También aprendí que la vida es más seria que un juego de niños donde si te equivocas y pierdes puedes volver a empezar, en la vida cuando seguimos caminos equivocados muchas veces no hay segundas oportunidades o vuelta atrás. Especialmente cuando se trata de sentimientos es importante no ver las cosas como un juego sino como algo serio. Cuando se trata de sentimientos no hay ganadores o perdedores, la cuestión es encontrar nuestro lugar en los sentimientos de las personas y aceptarlo y disfrutar de lo que esa posición nos ofrece y si esa posición no nos compensa, pues a otra cosa mariposa.  El tiempo termina poniendo cada cosa en su lugar. Los sentimientos de las personas no se deben considerar como objetos que se puedan ganar o perder en una partida de ajedrez, por ejemplo. Aunque, de vez en cuando,  sí viene bien jugar inocentemente con el ovillo de lana, como las gatitas de Rosina Wachmeister, sin enredarse demasiado 🙂

Read Full Post »

Ronda – Málaga

 

A veces las estrellas no hay que buscarlas a lo lejos, ni usar telescopio para verlas.
A veces sólo hay que salir al balcón y observar, nunca se sabe cuando pasa una estrella.
A veces son las estrellas las que nos buscan a nosotros, aunque tengamos aspecto de vagabundos, como Georgia a Little Fellow.
A veces las estrellas son como extraños sombreros, con silueta de elefante dentro de una serpiente, que despiertan a la bella durmiente y bailan con ella su Vals (con permiso del Sr. Perro) 🙂

 

Read Full Post »

Viendo la comparativa del programa electoral francés con las políticas llevadas a cabo por PP y PSOE y a riego de que sea verdad: Je veux être française !!! Podía resucitar Napoleón y conquistarnos de nuevo, lo mismo hasta Pepe Botella sería mejor 😉

Mientras tanto seguiremos luchando contra la metamorfosis en La Femme Chocolat 🙂

Read Full Post »

William Adolphe Bouguereau – Eros y Psique

 

Según la mitología, Psique, personificación del alma, era la menor y más hermosa de tres hermanas. Afrodita, celosa de su belleza, envió a su hijo Eros (Cupido) para que le lanzara una flecha de oro oxidado, que la haría enamorarse del hombre más horrible y ruin que encontrase. Sin embargo, Eros se enamoró de ella y lanzó la flecha al mar. Cuando Psique se durmió, se la llevó volando hasta su palacio. Allí se amaban cada noche en la oscuridad, sin verse, ya que Eros no deseaba revelar su identidad. Un día Psique, convencida por sus hermanas, decide encender una lámpara para ver a Eros mientras duerme y desechar la idea de sus hermanas de que sólo un monstruo querría ocultarse, pero se produce un accidente y una gota de aceite hirviendo cae en el rostro de Eros. Éste decepcionado por la falta de confianza de Psique decide abandonarla. Entonces Psique emprende un largo camino, lleno de peligros, para recuperar a Eros. Afrodita le encomienda tareas casi imposibles para un mortal, pero Psique,  finalmente, las completa todas y consigue el perdón de Eros que pide permiso a Zeus y Afrodita  para casarse con ella. Zeus y Afrodita acceden y otorgan la inmortalidad a la joven. Afrodita bailó en la boda de Eros y Psique.

Mitologías y cuentos a parte, hoy vino a mi memoria una canción que  sí que ha llovido desde la primera vez que la escuché … aunque su letra me sigue encantando igual,  ese “cerré los ojos de ganas de verte” me mata. Tal vez cambiaría el final por un “Por la mañana miré hacia el Sol cegador y vi la vida mejor y sí que me gustaba, y sí que me gustaba” 🙂

 

Read Full Post »

Picasso – Minotauro y mujer

 

Más que interesante la exposición que puede verse en el Museo ICO de Madrid hasta el 20 de mayo: Picasso. Suite Vollard. Colecciones ICO. 

Son un centenar de grabados realizados por Pablo Ruiz Picasso entre septiembre de 1930 y marzo de 1937, entorno a 6 bloques temáticos:  Rembrandt, La batalla del amor, El estudio del escultor, El Minotauro y Retratos de Ambroise Vollard. La Suite Vollard es considerada por muchos historiadores como la obra cumbre del grabado del siglo XX.

Mas información aquí.

A mí personalmente los grabados que más me han gustado, por la fuerza que transmiten, son los dedicados al Minotauro. El tema del Minotauro es recurrente y de gran importancia en la obra del malagueño, como él mismo dijo en una ocasión: “Si se señalara en un mapa todos los itinerarios que he recorrido, y si se los uniera por una línea, quizás apareciera un minotauro”.

Pero ¿Por qué el Minotauro el minotauro se identifica tan bien con el pintor? No parece casual que, esa especie de bestia con cuerpo humano aparezca justo en los años 30 en la obra picassiana mezclándose en las escenas de orgías, como un animal poderoso y bello, seductor y amado. Esta irrupción aparece en la vida de Picasso en un momento de grandes sufrimientos y enormes angustias. Su matrimonio con Olga Koklova era ya un fracaso. Koklova pertenecía al mundo de  la alta aristocracia. Al parecer un poco para escapar de este mundo de marquesas, Picasso se enamora y se convierte en el amante secreto de una menor: Marie Thérèse Walter. No sólo es infiel sino que lo es con lo prohibido, dejándose llevar por una pasión bestial: la del Minotauro. Picasso que vive esta relación con angustia y culpabilidad, siente de alguna manera liberado su instinto más bestial, encontrando una manera de vengarse de ese mundo de convenciones y etiqueta en el que se había instalado.

El Minotauro es así la fuerza desenfrenada. Los instintos y los deseos liberados de toda convención. Aunque también es una página de la obra picassiana llena de ternura como se ve en la larga serie de dibujos y granados de “El Minotauro ciego conducido por una niña” (¿Marie Thérèse Walter?) o el grabado en el que el minotauro contempla a una mujer dormida del que el propio Picasso comenta: “La está estudiando, intentando leer sus pensamientos, tratando de averiguar si ella le ama “porque” es un monstruo(…). Es difícil afirmar si quiere despertarla o matarla”.

En fin, así es la vida de un genio. Personalidades excesivas, incapaces de poner freno a sus impulsos básicos, al contrario los liberan brutalmente, invadiendo y arrastrando a todo y todos los que les rodean. Para admirar ampliamente como artistas, pero complicados para tener una relación con ellos. Yo, como buena Libra, soy más amante del equilibrio 🙂

 

Picasso – Minotauro ciego guiado por una niña

 

Picasso – Minotauro acariciando una mujer dormida

Read Full Post »

Older Posts »